Gusanos

 

Gusanos y Lombrices

A muchas personas no nos gustan especialmente las lombrices y los gusanos, sin embargo, hay otras que disfrutan mucho cuidando de estos singulares animalitos, especialmente, por su labor beneficiosa para el hombre, y la didáctiva forma de conocer la naturaleza en vivo y en directo, experimentando la metamorfosis que se dá en algunas especies.

Conozcamos, más de cerca a los Gusanos de Seda y las Lombrices de tierra, de seguro que ya no volveremos a tener tanto repeluz a estas mascotitas.

Las Lombrices

Las lombrices más conocidas excavan en el suelo y salen de noche a explorar. Son muy beneficiosos: cuando excavan para hacer sus túneles, ingieren partículas de suelo y digieren los restos orgánicos. En épocas húmedas se llevan las hojas al interior de la tierra para alimentarse. Con ello remueven, airean y enriquecen el suelo, contribuyendo a que se mantenga fértil al hacer ascender fósforo y potasio del subsuelo y al expulsar sus propios desechos nitrogenados. La época más propicia para las lombrices es cuando el clima es húmedo y cálido, momento en el que salen a la superficie para procrear. Las lombrices son hermafroditas, pero necesitan aparearse. Son muy voraces, llegando a comer hasta el 90% de su propio peso por día. De esta ingesta, excreta entre el 50 y 60%, convertido en un nutriente natural de altísima calidad, el humus de lombriz.

Gusano de seda

El gusano de seda fue domesticado a partir de la polilla salvaje Bombyx mandarina,​ que se extiende desde el norte de la India hasta el norte de China, y las regiones más orientales de Rusia. Sus huevos tienen entre 1 y 1.5 mm de largo, la cáscara es una membrana, que va desde el amarillo claro al gris pizarra y un tono violáceo o verdoso.  Su metamorfosis pasan por las siguientes fases:

Mudas:

Cuando van a mudar, permanecen inmóviles durante uno o dos días, dejan de comer, hacen una pequeña base de seda y quedan con la cabeza levantada y apoyados solo en las patas traseras (situación llamada sueño de muda), no debiendo tocarlos, ya que pueden desprenderse de su sujeción y luego no poder quitarse la piel.

Tras cuatro de estas metamorfosis, la larva alcanza los 8 cm de longitud; los doce segmentos en los que está estructurada son claramente visibles, el color gris del nacimiento tornará bien a blanco o amarillo claro o bien a blanco con bandas negras que separan los segmentos. Crisálida, Capullo, Pupas, Capullos de Bombyx mori.

Mariposa:

Al eclosionar de la crisálida, la mariposa rompe el capullo con una secreción ácida que separa los hilos de seda y sale al exterior, durante los tres a quince días que suele vivir no se alimentará, tan solo buscará pareja para poder efectuar una puesta. Las mariposas suelen eclosionar de noche.

Todo lo que necesitas en los catálogos de las siguientes categorías:

Error: puede que no exista la vista de cdd9b3cgly

¿Esto no es lo que buscabas y quiere encontrar otro tipo de productos?

Observa estas otras páginas, donde puedes encontrar y descubrir más productos para tus mascotas.